Invítame a un café

Amazon premium,envíos gratis en un día

sábado, 10 de junio de 2017

Tácticas para ganar en bolsa

Tácticas para ganar dinero en bolsa:

1-Realizar dollar cost  average,es decir compras temporales siempre la misma cantidad.Esta técnica permite comprar más cuando baja y menos cuando sube,y a muy largo plazo suaviza la volatilidad y casi suprime la posibilidad de comprar a precios de burbuja.Al hacer compras temporales te aseguras no comprar en exclusiva en un momento de euforia irracional del mercado y se va promediando el precio.Está especialmente indicado para la indexación en índices amplios como el msci world,el sp500 etc aunque también se puede usar en blue chips de muy alta calidad y trayectoria de décadas como pueden ser JNJ o Nestle a título de ejemplo

2-Compras contrarian , es decir en momentos de pánico extremo del mercado,especialmente en índices pero también en blue chips.Con las small caps hay que tener más cuidado por el riesgo de quiebra y diversificar más.El momento más claro para comprar es cuando el pánico es extremo y afecta a todos los valores y sectores como en marzo del 2009(Usa) o el verano del 2012(España). Entonces es el momento de comprar los mejores valores a precios de chollo que ya se venderán cuando haya euforia, complacencia y burbuja.
En el caso de acciones individuales que independientemente del momento del mercado bajan fuerte es más complicado porque puede que la empresa esté pasando por problemas insalvables que la aboquen a la quiebra por lo que el estudio y las precauciones han de ser máximos.

3-Otra táctica sencilla y efectiva es comprar valores sólidos,con poca deuda,moat y dividendos crecientes,y mientras no haya deterioro grave en la empresa dedicarse a cobrar dividendos y reinvertirlos.


viernes, 27 de enero de 2017

Estrategia actual de inversión

Después de años de estudio, experimentación y muchos errores presento la estrategia  que veo más interesante para el largo plazo para un inversor medio que quiera asumir ciertos riesgos y estar relativamente pendiente del mercado, sin llegar a los extremos de los yonkies del corto plazo que se pasan 14 horas al día pegados a varios monitores analizando gráfico tras gráfico y realizando operaciones de forma compulsiva.
Mi propuesta se basa en carteras base para el muy largo plazo y carteras más a medio plazo cuyos beneficios acaban revertiendo a las carteras a más largo plazo.
-Cartera 1 sería una cartera enfocada a la jubilación  formada por fondos de inversión por su facilidad para rebalancear y realizar aportaciones pequeñas y frecuentes y por su diferimiento fiscal de las plusvalías. Los fondos de inversión a utilizar se dividen en por un lado fondos de gestión activa con sesgo value de gestores que lleven una trayectoria contrastada durante años batiendo al mercado y por otro lado una cartera de carácter global que abarque el mercado de todo el mundo con fondos indexados con muy bajas comisiones. Esta cartera se irían haciendo aportaciones mensuales y salvo emergencia no se tocaría hasta la jubilación.
-Cartera 2 destinada a derivados, arbitrajes y situaciones especiales, donde fundamentalmente se utilizaría la venta de opciones sobre acciones tanto call cubiertas  como principalmente de puts.
-Cartera 3 ,sería una cartera pequeña, de alto riesgo, buscando acciones de baja capitalización, small caps que se presuma van a tener un gran crecimiento a años vista, las tennbaggers de las que hablaba Lynch.
-Cartera 4, que sería comprar acciones con sesgo value, fundamentalmente en pánicos ,tanto sobre esa misma acción o sector como en pánicos de mercado, siguiendo el enfoque contrarian, con esta cartera con un riesgo relativo históricamente se ha logrado superar al mercado.
-Cartera 5, enfocada a dividendos ,tanto valores españoles como extranjeros, en empresas sólidas, con poca deuda, payout contenido, y que generen caja de forma recurrente. Se trata de combinar un dividendo respetable con especialmente un dividendo creciente en el tiempo, al estilo de los aristócratas del dividendo. La cartera tiene un enfoque a largo plazo para generar rentas que se irán reinvirtiendo y en un futuro aspirar a vivir del dividendo.

En la estrategia las carteras tendrán vasos comunicantes, se apoyarán unas en otras y el objetivo último es alcanzar la independencia financiera.